Furvus 2018

Un tinto espectacular

Furvus, Vinyes DomenechJoan Ignasi me recogió en un hotel próximo a ese mar Mediterráneo que baña las costas de Tarragona. Nos dirigíamos a su bodega, Vinyes Domenech, cercana a Capçanes. Como casi siempre, había alternativas. Podíamos guiarnos por la lógica o la belleza, y optó por la belleza. Despreció el camino habitual y me introdujo de lleno y sin opción en una carretera que serpenteaba y serpenteaba, donde a veces daba la impresión de que no cabrían dos coches, por momentos se cerraba casi hasta tocarse principio y fin de una misma curva y a un barranco le sucedía otro y otro y otro… Paisaje espectacular para cualquiera que no tenga miedo al vacío. Para mí, sobrecogedor. Era su paisaje. Bosques de pino carrasco y coscojales en pendientes que rodean un viñedo dominado por distintas variedades de uva garnacha y un suelo de caliza. Espacio natural protegido, donde “la naturaleza es origen y fin de las emociones”, tierras que dotan de un carácter distinto a sus vinos y añadas en las que aparecen elaboraciones ciertamente minerales, con notas finísimas de frutillos rojos y dominadas por un sentido balsámico muy personal. Así es Furvus en su añada 2018. Vivo, noble. Un tinto espectacular. Como su entorno.

Puntos: 93. Precio: 17 euros. Añada: 2018. Variedad principal: garnacha. Origen: D.O. Montsant. Bodega: Vinyes Domenech. Dirección: Capçanes (Tarragona). Web: vinyesdomenech.com