Gramona y Recaredo abandonan la D.O. Cava

El mundo del Cava se rompe en pedazos

publicado en: BLOG | 0

Las bodegas Gramona y Recaredo, símbolo de máxima calidad dentro de los vinos espumosos de España, han abandonado la Denominación de Origen Cava junto a otras siete bodegas. Hace cerca de siete años ya lo hizo otra de las grandes: Raventos i Blanc. Y después de ésta fueron otras catorce bodegas que quedaron al amparo de la D.O. Penedés. Junto a Gramona y Recaredo, rompen con la D.O. Cava y quedan englobadas dentro de una marca denominada Corpinnat, que fue constituida en julio de 2017, las siguientes: Llopart, Nadal, Sabaté i Coca, Torelló, Huguet-Can Feixes, Júlia Bernet y Mas Candí. Las nueve bodegas que integran la marca formalizaron ayer miércoles 30 de enero la baja de la D.O. Cava “ante la falta de consenso con el Consejo Regulador para permitir la convivencia de Corpinnat y Cava en la etiqueta”.

 

Todo comenzó con la bodega Raventos i Blanc, que abandonó la Denominación de Origen Cava en 2012 al considerar que ésta había quedado “orientada al volumen y con unos estándares de viticultura muy bajos”. Raventos I Blanc tiene una extraordinaria colección de vinos espumosos  con precios para todo tipo de público y mantiene la uva xarel.lo como su principal seña de identidad. Algunos años después quedaron al margen de la D.O. Cava catorce bodegas elaboradoras de espumoso, que pasaron a estar bajo el paraguas de la D.O. Penedés. Albet I Noya y AT Roca fueron dos de las que se unieron bajo el nombre Clássic Penedés.

Y en julio de 2017 llegó la citada Corpinnat, marca registrada por la Unión Europa en diciembre de ese año y originalmente compuesta por seis bodegas. Ya se adivinaba por donde iban a ir los tiros. Hoy, el fuego cruzado ya es un hecho cierto entre Corpinnat y la D.O. Cava. Las bodegas del grupo Corpinnat comercializarán sus primeras botellas con el distintivo de la marca incorporado en el etiquetado la próxima primavera.

Dejar una opinión